Louis Ombrédanne (1871-1956)

Louis Ombrédanne nació en París el 5 de marzo de 1871 cuando acabó la guerra franco-prusiana. Su padre, Eusèbe Marie L. era médico de la zona de Saint-Antoine. Su madre se llamaba Céline Julie Levassor. Tras realizar los estudios secundarios en el liceo Michelet, fue externo de los hospitales en el curso 1893-94 e interno entre 1895 y 1898. Estuvo con Alfred Blum (1844-) en Saint Antoine, con Simon Duplay (1836-1924) en el Hôtel-Dieu [1] y también en el servicio del cirujano Odilon Lannelongue (1840-1911) del Hospital de los niños enfermos (Enfants-Malades) [2].



En 1896 fue ayudante de anatomía. Realizó demostraciones anatómicas y de medicina operatoria en la École pratique. En 1899 fue prosector. Ese mismo año contrajo matrimonio con Anne Madeleine Velaine, hija del profesor de geografía física de la Sorbona. Tuvieron un hijo, Marcel, que fue laringólogo y también practicó la cirugía plástica.

En 1900 obtuvo el grado de doctor con la tesis Des lames vasculaires dans l’abdomen, le bassin et le périnée [3]. El tema le fue inspirado por un caso de anomalía congénita que observó en el anfiteatro cuando estaba con Lannelongue. En la autopsia se encontró frente a una ausencia completa de toda coalescencia del mesos intestinal en un niño, es decir, las dos hojas de peritoneo que fijan el órgano a la pared abdominal.

Entre 1900 y 1902 impartió cursos de cirugía de urgencia y de práctica actual. En 1902 fue nombrado médico de los hospitales y estuvo en el de Tenon (1902-1904), Saint-Louis (1904-1906) y Boucicaut (1906-1907). En 1907 ganó la agregaduría y en 1908 dio un curso de patología externa [4]. En el Hospital de Saint-Louis fue jefe del servicio de pediatría y en el de Bouciaut fue asistente durante ocho años de Auguste Nélaton (1807-1873). Según Ombredánne, éste le había instruido y formado y el ideal de su vida se había convertido en seguir su ejemplo [5]. Decía “Nélaton m’a instruit, m’a formé. Je n’ai eu d’autre idéal dans ma vie de chirurgien que d’imiter son exemple”. De él, continúa diciendo, que le vino el interés por la cirugía plástica y reparadora [6] .

En 1909 fue nombrado cirujano jefe en de Hôpital Hérold, en el distrito 19. Pasó al Hôpital Bretonneau, en el distrito 18, en 1911. Durante la primera guerra mundial fue jefe médico en el Hospital militar de Verdun (1914-1915). Cuando ésta finalizó, había sido jefe del Centro máxilofacial de la sexta región militar (1916-1918), y de la sexta, octava y novena (1917-1918) [7]. Aprovechó para publicar el libro junto con L. Ledoux-Labart Localisation et extractiondes des projectiles (1917) [8].

Regresó a su puesto en el Hôpital Bretonneau y en 1919 estuvo en el Hospicio de los Enfants-assistés y al año siguiente pasó al Hospital de niños enfermos-Necker [9], donde permaneció hasta que se jubiló en 1940. Según él, entre 1908 y 1924 trabajó en cirugía infantil especialmente la dirigida a corregir malformaciones congénitas o adquiridas, en definitiva, a la cirugía plástica en el sentido más amplio del término.

En 1923 comenzó a dar docencia de clínica y en 1925 fue nombrado profesor de clínica quirúrgica infantil y ortopedia en el Hospital de niños enfermos-Necker (segundo servicio). Después, cuando se jubiló Auguste Broca (1859-1924) pasó a la Clínica quirúrgica infantil y ortopedia. Antes de jubilarse y del comienzo de la segunda guerra mundial estuvo todavía dos años dirigiendo el servicio de cirugía infantil de Septuil. Ombrédanne logró durante todos estos años modernizar los servicios donde estuvo. En 1941, a los setenta años, fue nombrado profesor honorario [10] y en 1942 jefe de servicio honorario [11]. Después se retiró a Septeuil, lejos del bullicio de la ciudad para dedicarse a sus aficiones [12].

El propio Ombrédanne clasifica sus contribuciones y su trabajo en una serie de áreas:

1. Cirugía general. (a) Comprendería la publicación de sus trabajos quirúrgicos; (b), sus trabajos sobre anestesia; (c) sus trabajos didácticos, comunicaciones a congresos, informes y discusiones al respecto.

2. Cirugía de guerra. (a) obras quirúrgicas; y (b) artículos didácticos, comunicaciones, informes y discusiones sobre el tema.

3. Cirugía plástica y reparativa o reconstructiva. (a) obras quirúrgicas; y (b) artículos didácticos, comunicaciones, informes y discusiones.

4. Cirugía infantil. (a) obras quirúrgicas; y (b) artículos didácticos, comunicaciones, informes y discusiones (generalidades, traumatismos, distrofias óseas, osteomielitis, cráneo, cara, labio leporino, urano-estafilo-plastias, malformaciones faciales, tórax y rquis, abdomen, apendicitis, invaginación intestinal, recto y vejiga, uretra, ectopía testicular, torsión testicular, útero, hombro, codo, mano, cadera, rodilla, pie plano y vagus doloroso).

5. Aparatos e instrumentos

Como se observa pocos campos escapan al interés de Ombrédanne. De todos ellos escribió y publicó libros y abundantes artículos en revistas así como comunicaciones a congresos y academias.

Una de las contribuciones más populares fue haber creado el inhalador anestésico que lleva su nombre. Tras dos accidentes provocados por el uso del cloroformo, Nélaton le encargó que ideara un aparato para inhalar éter. Lo hizo mientras estaba de vacaciones en su casa de campo de Orsème, cerca de Chartres. Después el conocido fabricante de instrumentos médico-quirúrgicos de Francia, Collin, lo perfeccionó.

Los sencillos aparatos o instrumentos utilizados al principio (abiertos) para administrar la anestesia, pronto se tornaron más complejos. Con algunos surgían complicaciones como la asfixia, y al final solamente permanecieron los que utilizaban procedimientos llamados abiertos o semiabiertos. Fue muy popular el “gota a gota” y, sobre todo, el de Ombredanne (parecido al de Clover), que desplazó a una gran cantidad de aparatos. Era sencillo, fácil de transportar, permitía la dosificación adecuada de éter, y también la estimulación del centro respiratorio con el CO2 refluyente. Fue entonces el aparato perfecto de narcosis. Hoy se descartaría por proporcionar mezclas de gases hipóxicas (pobres de oxígeno) e hipercápnicas (con el aumento de la presión parcial del dióxido de carbono).

Se trata de una esfera que a un lado se enrosca una bolsa de reinhalación. Al otro lado, una entrada con un regulador o controlador con puntero que se mueve sobre una escala grabada en la esfera. La escala va del 0 al 8 y es de tipo empírico. En la parte superior se encuentra una abertura con tapa por donde se introducía el éter. La cantidad de 150 gramos daba para hora y media. En la parte inferior se sitúa la máscara con dos anillos para los pulgares del anestesista o el ayudante mientras que con los otros dedos levanta la barbilla [12].

Ombrédanne tuvo consulta privada en el boulevard Saint-Germain. Allí contaba, además, con un pequeño taller donde construía instrumentos. Poseía otro de las mismas características en su casa de Gasville, cerca de Chartres. Ideó un aparato polivalente de gimnasia ortopédica, nuevas férulas, un aparato para tratar luxaciones congénitas, diferentes tipos de tijeras, etc [13].

 

Otra contribución es haber descrito el síndrome de palidez-hipertermia o de Ombrédanne-Armingeat. Los autores lo describen de esta forma en el trabajo que publicaron en la Gazette des Hôpitaux [14].

El cuadro se caracteriza "por su presentación gradual, en una o dos etapas, con una palidez impresionante, con ojeras, una enorme aceleración del pulso que se vuelve incontable, mientras que la temperatura alcanza los 42º y la muerte ocurre repentinamente por síncope cardíaco.

 

Los ataques aparecen entre la sexta y la duodécima hora, muy raramente más tarde. Debe saber que la temperatura por sí sola no constituye el síndrome completo y que un aumento en la temperatura postoperatoria es la regla en los bebés; sin embargo, es la primera señal que aparece y preocupa, luego viene la palidez impresionante, y éste es el momento decisivo. La curación es excepcional, pero posible, y el primer signo favorable es la desaceleración del pulso”.

Después se vio que se debía a un defecto en la reanimación.

También hay otra intervención que lleva el nombre de Ombrédanne: la orquidopexia transcrotal en el niño. Se movilizan los testículos y el cordón espermático a través de una vía inguinal. Se desarrolla una bolsa escrotal homolateral mediante disección roma y se realiza una incisión opuesta en el escroto contralateral para exponer el septo que divide los dos. Luego se hace una incisión de 2 a 3cm en la porción media de éste y se lleva el testículo movilizado a través de la abertura para situarlo en el compartimento escrotal contralateral. Se fija el testículo en su nuevo emplazamiento con varios puntos sueltos de seda colocados a través de la túnica albugínea del testículo y del propio septo. Las incisiones se cierran por planos sin dejar drenajes. Puede parecer para algunos una operación menor, pero se trata de una solución simple, “elegante” y definitiva a un problema con el que muchos predecesores se habían topado [15].

 

 

De la obra de Ombrédanne también se puede destacar lo relacionado con la cirugía plástica y reconstructora, así como pediátrica. Destacan su Tratado sobre la rinoplastia (1904) escrito en colaboración con Nélaton, del que dice: “Este tratado es, sobre todo, un atlas. Reuní, creo, todos los procesos, señalé todas las técnicas utilizadas anteriormente. Mi papel fue completamente el de investigador. Encontré las descripciones, probé los procedimientos en el cadáver. Nélaton indicó los que, vivos, le habían dado buenos resultados” [16].

Otro texto interesante, redactado igualmente con Nélaton, es Les Autplasties (lèvres, joues, oreilles, tronc, membres) (1907) del que dice que también es el resultado de sus investigaciones y que rindió su utilidad durante la guerra [17]. Con Nélaton realizó homoinjertos y heteroinjertos experimentales sin conocer los problemas de tipo inmunológico. Describe también lo que quizás fue la la primera reconstrucción del seno por la piel y el colgajo muscular.

Merece mención asimismo el trabajo “Reconstruction autoplastique, du sein après amputation totale”, en el que describe una técnica de reconstrucción mamaria utilizando el músculo pectoral menor y un colgajo axilar y torácico [18].

Nélaton lo convenció para que hiciera cirugía pediátrica por lo que tendría ocasión de tratar las malformaciones. Publicó en 1912 el libro Technique chirurgicale infantile; indications, opératoires, opérations courantes. No sólo buscó restaurar la función sino que, para él, la morfología tenía también importancia. Su Précis clinique et opératoire de chirurgie infantile (1923), un grueso tratado de más de mil quinientas páginas, alcanzó cinco ediciones entre 1923 y 1949.

Ombrédanne fue miembro de la Sociedad anatómica desde 1901; de la Academia de Medicina, sección de cirugía, desde 1933; miembro emérito, desde 1956; también perteneció a la Academia de cirugía. En 1928 fue nombrado presidente de la Sociedad Nacional de Cirugía. Asimismo fue vicepresidente de la Sociedad de pediatría (1923), vicepresidente de la Sociedad de ortopedia (1923) y presidente de la misma en 1924.

También fue miembro de la Sociedad italiana de ortopedia, miembro correspondiente de la Sociedad belga de cirugía, y corresponsal de la Sociedad de cirugía de Bolonia.

Entre sus méritos destacan también haber recibido el premio Burlaud, laureado de la Asistencia pública (1895); premio Alvarengo de Piauhi en 1899; y medalla de plata de la Facultad de medicina.

José L. Fresquet Febrer, Universitat de València, abril, 2020

 

Bibliografía

––Barry, C.T. (1961). The Ombredanne inhaler. Anaesthesia, vol. 16, nº 2, pp. 184-187.

–Cazalaà, J.B. (2012). Ombrédanne Inhaler 1908-1982(¿?). Anesthesiology, vol. 117, pp. 1162-1164.

–Glicenstein, J. (2015). Louis Ombredanne (1871-1956), chirurgien pediatre et plasticien. Annales de Chirurgie Plastique Esthétique, vol. 60, nº 2, pp. 87-93.

–Huguet, F. (1991). Les professeurs de la Faculté de médecine de Paris. Paris, INRP-Éditions du CNRS.

–Mialaret, J. (1969). Louis Ombrédanne (1871-1956). Mem. Acad. Chir (Paris), vol. 95, pp. 101-115.

–Nécrologie. Décès de M. Ombredanne. Bulletin de l’Académie nationale de médecine, vol. 140, nº 30-31, pp. 536-537.

–Sauvé. J.M. (1934). Le professeur Louis Ombrédanne (1871-1956). Bulletin de l’Académie nationale de médecine, Séance du 18 décembre 1956, pp. 673-676.

Notas

1. Glicenstein, J. (2014), p. 88
2. Sauvé, J.M. (1956), p. 673
3. Ombrédanne, L. (1900).
4. Huguet, F. (1991), p. 345, Sauve, J.M. (1956), p. 674
5. Sauve, J.M. (1956), p. 674; Ombrédanne, L. (1924), p. 6
6. Ombrédanne, L. (1924), p. 9
7. Ombrédanne, L. (1924), p. 7
8. Ombrédanne, L.; Ledoux-Labard, L. (1917)
9. Huguet, F. (1991), p. 345
10. Huguet, F. (1991), p. 345
11. Sauve, J.M. (1956), p. 676
12. Ombrédanne, L. (1905); Barry, C.T. (1961); Cazaà, J.B. (2012)
13. Ombrédanne, L. (1924), p. 47; Glicenstein, J. (2015), p. 90
14. Ombrédanne L.; Armingat, J. (1929)
15. Ombrédanne, L. (1910)
16. Ombrédanne, L. (1924), p. 19
17. Ombrédanne, L. (1924), p. 19
18. Ombrédanne, L. (1906)
19. Huguet, F. (1991), p. 345
20. Sauve, J.M. (1956), p. 674
21. Ombrédanne, L. (1924), p. 6
22. Ombrédanne, L. (1924), p. 6

Imagen de Louis Ombredanne procedente de Wikipedia, ibre de derechos. Resto de imágenes: Colección propia.